x

Abu Dhabi, UAESunday 16 December 2018

Diego Forlan: Lewandowski, Messi y Kranevitter – mis elecciones favoritas de 2015

Diego Forlán: Lewandowski, Messi y Kranevitter – mis elecciones favoritas de 2015
Marta Perez / EPA
Marta Perez / EPA

Espero que el 2015 haya sido un año tan bueno para ustedes como lo ha sido para mí. Sigo sintiéndome afortunado de jugar profesionalmente para un buen equipo a los 35 años. Empecé el año en Japón donde lo pasé muy bien en Osaka. Luego anuncié mi retirada del fútbol internacional antes de fichar para el Peñarol, el equipo de mi familia.

Estoy de nuevo en casa pero todavía miro mucho fútbol y hablo con mucha gente. Estos son para mí los momentos más memorables de 2015.

Gol del año

Robert Lewandowski marcó cinco goles en nueve minutos; una hazaña increíble y creo que probablemente irrepetible. Cinco goles en un partido de liga pasan una vez cada diez años; él los marcó en nueve minutos. Es un excelente jugador para el Bayern Múnich y para Polonia, y fue el máximo goleador de la fase clasificatoria para la Eurocopa 2016. La genialidad del quinto de estos goles, una volea, me provocó una carcajada. Fue contra un equipo fuerte en Wolfsburg, un equipo que había acabado segundo la temporada anterior. Ni siquiera había empezado el partido de titular pero entró en la segunda parte y entonces ¡pam, pam,pam, pam y pam!

En lo que va de temporada ha marcado 26 goles en 26 apariciones para el Bayern. Esto le sitúa entre los mejores.

CLICK HERE FOR THE ENGLISH VERSION OF THIS COLUMN

Equipo del año

El Barcelona, ¡cómo no! El equipo ganó cinco trofeos; desplegó su mejor juego en los partidos más importantes y continuó jugando así en las finales. Llega a los meses de marzo, abril y mayo en su mejor forma, justo cuando se disputan estos grandes partidos dos veces a la semana.

Equipo sudamericano del año[ER1]

El River Plate. Bajo las órdenes de un joven entrenador con talento, Marcelo Gallardo, exjugador del River Plate, el equipo ganó la Copa Sudamericana y luego la Copa Libertadores. Jugó contra el Barça en la final de la Copa Mundial de Clubes pero los mejores equipos sudamericanos no pueden competir con los mejores equipos europeos. Se encuentran a años luz económicamente.

Jugador del año.

Lionel Messi. Es el mejor jugador del mejor equipo del mundo. Sigue siendo un jugador capaz de cambiar el rumbo de un partido, uno que hace magia como nadie. Ha marcado numerosos goles increíbles –mi preferido fue cuando chutó el balón por encima de Manuel Neuer en la semifinal de la Champions League. Debería ganar el Balón de oro otra vez.

Merece la pena destacar también: Neymar y Luis Suárez.

Jugador sudamericano del año

Carlos Sánchez, el uruguayo que juega con el número 8. Marca goles y es bueno a balón parado. Tiene 31 años y no hizo su debut internacional hasta los 29 años, pero desde entonces se ha convertido en un jugador importante.

Fue vital para el River Plate para ganar la Copa Libertadores la pasada temporada. Marcó en la final contra Tigres de México. Ahora se ha ido a jugar a la liga mexicana.

Mejor entrenador

Luis Enrique. Por supuesto. Lo que me gusta de él es que controla un vestuario con algunos de los jugadores más brillantes del mundo. En los clubs más grandes el entrenador tiene que ser muy fuerte, pero en la primera temporada se ganó el respeto de estos jugadores y mejoró su juego.

Pep Guardiola sigue siendo un entrenador increíble pero fue destronado cuando su equipo se enfrentó al de su excompañero de equipo Luis [ER2] Enrique.

Mejor equipo internacional

No sé mucho sobre Gales pero me impresionó bastante cuando le vi jugar, especialmente contra Bélgica, que ahora ocupa el primer puesto en el ranking mundial. Gales es como Uruguay, un país con tres millones de habitantes. Está acostumbrado a ser David en su enfrentamiento contra Goliat. Hace mucho tiempo que nosotros dominamos el arte de ser David; me alegra que Gales también lo haya aprendido.

La mayor decepción

Holanda. Tantos jugadores buenos, tanta historia de buen fútbol y buenos resultados en competiciones. Nos eliminaron del Mundial 2010 y acabaron terceros en el Mundial 2014. Deberían estar entre los que luchan para ganar trofeos y, en cambio, ni siquiera se han clasificado para la Eurocopa 2016.

Mejor afición

El fútbol uruguayo no tiene el mismo perfil que las grandes ligas europeas pero cuando volví a Uruguay me presentaron ante la afición del Peñarol durante un partido amistoso. Guau. Había al menos 30.000 aficionados para darme la bienvenida; me sentí muy querido y apoyado. Ganamos la Apertura y jugaremos la Copa Libertadores en febrero, cuando estrenemos un nuevo estadio. Son buenos tiempos para estar en el club.

Jugador sudamericano joven

Mauro Alambarri es un mediocampista de 20 años que juega para el Defensor Sporting de Montevideo. Marca goles, sabe cómo moverse con el balón y abarca todo el campo. Destacó en la selección uruguaya sub20. No le pierdan de vista.

Jugador sudamericano en Europa

Matias Kranevitter, un mediocampista de 22 años que jugó para el River Plate cedido por el Atlético de Madrid. Acaba de volver a Madrid y, aunque tardará un tiempo en adaptarse, espero grandes cosas de él en España.

El partido más fascinante

Me fascinó el encuentro de semifinales de la Champions League entre la Juventus y el Real Madrid en el Bernabéu. El Madrid contaba con esos grandes jugadores pero la Juventus, con gran experiencia en la defensa, defendió magistralmente y frustró a los jugadores blancos. No obstante, debía cambiar su táctica a medio partido tras quedar por detrás en el marcador o caería eliminado por gol fuera de casa. Al Madrid le esperaba la final contra el Barça por primera vez en la historia de la Copa de Europa.

La Juve consiguió su gol… anotado por uno de sus exjugadores Álvaro Morata, que renunció a celebrarlo. ¡El drama del fútbol!

Entonces el Madrid lanzó toda su ofensiva. Necesitaba desesperadamente a un jugador detrás de sus grandes delanteros para abrir la defensa de la Juventus. El año anterior contaba con este jugador cuando ganó la Champions y era Ángel Di Maria. Pero luego lo vendieron.

El Madrid quedó eliminado, el Barça ganó la copa y el Madrid despidió a su entrenador, antiguo jugador de la Juventus.